Tanto en Chile como en Argentina se conmemora a diario la pasión por el asado

Haber recalado con el restaurante “Fuegos de Apalta” en la Viña Montes en el Valle de Colchagua, me ha traído un sinfín de satisfacciones.

Por Francis Mallmann Chef argentino
Ediciones Especiales
El Mercurio

Festejar el 25 de mayo me hace pensar mucho en nuestro país hermano con quien compartimos tantas simpatías, además de la Patagonia y la extensa cordillera de los Andes.

A la hora de comer, algunos deliciosos rasgos de la cocina de Chile son quizás el pebre, las paltas, el merken, el ajo chilote, el cochayuyo y las papas de Chiloé, entre muchos pescados sabrosos y otros tantos mariscos del Pacífico que designan su cocina como una de las más valuadas del continente. Haber recalado con el restaurante “Fuegos de Apalta” en la Viña Montes en el Valle de Colchagua, me ha traído un sinfín de satisfacciones y lentamente un conocimiento de los recursos de este fantástico país que conmemora a diario como nosotros la pasión por el asado y la celebración a la familia y los amigos.

He encontrado además el encanto de los muebles de madera antiguos rurales, los ponchos del norte, la variedad de sombreros de huaso que caminan con elegancia por el pueblo de Santa Cruz, donde resido en mis extensas estadías de trabajo.

Admiro también la idiosincrasia de la medida que rige esta nación, esto le ha traído un orden y un crecimiento que es enormemente admirado por Latinoamérica.

Otro capítulo merecen los vinos chilenos, desde los Carmenere hasta los Cabernet Sauvignon, que destilan elegancia y tenida mineral, hasta los costeros de Zapallar, entre los que destaco los Sauvignon Blanc, que tienen una fineza y profundidad que me ha llevado en numerosas oportunidades a beberlo acompañado por carnes y aves.
Recorrer las playas de Chile, sus pequeños pueblos y caletas de pesca de norte a sur, da la nota de sus bellas cualidades geográficas, muchas aún por descubrir, lo que, sumado al cariño de sus gentes, su música y su clima, invitan a gozar de vacaciones idílicas. Es así que nos queda a flor de piel festejar con ellos esta importante fiesta patria.

Imagen relacionada

Comments

comments