Chofer arriesga hasta 20 años de cárcel por las 19 muertes en tragedia argentina

La fiscalía de Mendoza imputó a Francisco Javier Sanhueza, quien conducía la máquina de TurBus que se volcó en la ruta hacia Chile, por el delito de homicidio simple con dolo eventual.

A una figura más grave que la negligencia o el actuar culposo recurrió ayer el fiscal de Mendoza, Gustavo Pirrello, al formalizar la investigación contra el chofer de la empresa TurBus, Francisco Javier Sanhueza, quien la madrugada del sábado volcó la máquina que conducía por la ruta hacia Chile, presuntamente a exceso de velocidad, lo que mató a 19 personas y dejó heridas a 23, seis de ellas con lesiones graves.

Pirrello le imputó a Sanhueza el delito de homicidio simple con dolo eventual, cuyo resultado fueron las 19 muertes y varias lesiones graves y gravísimas. “No solo es un manejo descuidado. El dolo eventual es que se representa el daño que puede ocasionar y, sin perjuicio de eso, actúa sin importarle el resultado”, explicó el fiscal, según consigna “El Mercurio”.

Ello, porque varios sobrevivientes, entre estos el chofer auxiliar Pedro Vargas (a quien ayer se le atribuyó erróneamente la conducción al momento del accidente), atestiguaron que le reclamaron por la velocidad excesiva a la que venía la máquina, sin que el conductor atinara a reducir su marcha.

La legislación argentina castiga ese tipo penal con condenas de entre 5 y 20 años, las que podrían recorrerse en su tramo más alto en virtud de las consecuencias del accidente, las mayores en la historia vial de la provincia de Mendoza. “Es lo que se llama concurso ideal”, dijo Pirrello, explicando que con una sola acción, la conducción imprudente, se infringió el mismo tipo penal (homicidio simple y lesiones) varias veces.

Sanhueza, que optó por guardar silencio en la audiencia, quedó en prisión preventiva en el penal de Boulogne Sur Mer.

En tanto, ayer fue confirmada una segunda nacionalidad chilena entre las víctimas fatales, que se suma a la de Macarena Cecilia Gaete Carvajal, quien radicaba en Mendoza. Se trata de Lucía Yévenes Márquez, de 3 años, hija de la argentina María Márquez (40), quien también falleció en el accidente. La pequeña era hija de padre chileno, por lo que tenía doble ciudadanía.

Los chilenos que sobrevivieron ya están en condiciones de regresar al país. Uno de ellos, la viñamarina Eva Apablaza (24), dice que no sufrió daño alguno.

“Iba en el sector del medio. Por fortuna, el auxiliar me había recordado abrocharme el cinturón de seguridad. Si bien este me agarró, fue un milagro porque con los saltos que dio el bus también pude haber salido disparada”, relató. “Lo más terrible fue que quedaron pocas personas adentro. Había una señora que iba con su niñito y no tenían puesto el cinturón, y otros que sí lo llevaban igual se soltaron”, agregó, angustiada.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/02/20/845736/Chofer-arriesga-hasta-20-anos-de-carcel-por-las-19-muertes-en-tragedia-argentina.html

Comments

comments